Brutal batalla campal en las fiestas de Alcalá de Henares

El penúltimo día de las fiestas de la localidad madrileña de Alcalá de Henares acabó en disturbios y seria intervención policial para acabar con una macro reyerta iniciada de de madrugada. A las 4 de la mañana, las fuerzas de seguridad decidieron desalojar todo el recinto ante la gravedad de la situación.

Tras el desalojo los altercados se han trasladado a la Plaza de la Juventud y calles aledañas, como la avenida de Lope de Figueroa, donde se han producido cargas de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) y se ha producido la quema de varios contenedores, en la zona cercana a la estación de la Renfe. La policía acompañó hasta allí a centenares de jóvenes provenientes de otros municipios, momento en el que se produjeron nuevos incidentes.

Esta batalla campal, que pudo comenzar por una pelea entre bandas latinas (algo que ahora investiga la Policía), puso un broche negro a unas fiestas alcalaínas que se habían desarrollado con total normalidad. De hecho, el Ayuntamiento de la ciudad había solicitado a la Delegación del Gobierno mayor presencia policial al prever gran afluencia a los festejos, recuperados tras la pandemia.

Policía municipal y nacional habían creado un mando conjunto de seguridad para controlar el recinto ferial, con drones de vigilancia y la instalación de cámaras, una novedad respecto a fiestas de años anteriores.

Varios vídeos colgados en las redes sociales muestran el pánico que se vivió anoche en las calles del municipio, con imágenes de jóvenes corriendo desesperados sin saber qué ocurría. Fuentes municipales han descartado a Europa Press que se produjera un tiroteo y apuñalamientos, tal y como relatan los testimonios de las redes.

Incluso llegaron a montar una barricada en una rotunda con quema de contenedores. Los agentes lograron dispersar a los jóvenes y les condujeron a la estación de Renfe para evitar nuevos incidentes. El operativo se dio por concluido a las ocho de la mañana de este domingo.

La intervención policial acabó con cuatro agentes heridos por policontusiones, un detenido por desórdenes públicas y varios vehículos destrozados. Un portavoz del Summa 112 ha confirmado a Europa Press que no se atendió a ningún herido de gravedad.

Fuentes del Ayuntamiento de Alcalá han asegurado que no se produjo ningún tiroteo ni apuñalamiento, siendo los protagonistas de los altercados jóvenes, entre ellos que no eran del municipio, que asistían a las fiestas y al macrobotellón.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba