Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria

Comillas es una pequeña villa, de unos 2.500 habitantes, ubicada en el litoral Cantábrico, en concreto, en la comarca Litoral Occidental. Se emplaza sobre un entorno natural privilegiado que integra, por un lado, un  paisaje costero en el que playas, acantilados y la Ría de la Rabia son los protagonistas y, por otro, un paisaje de interior configurado por verdes praderas que se disponen como antesala del Monte Corona.

Comillas fue declarada conjunto histórico-artístico el 29 de marzo de 1985. La localidad tiene un origen medieval, reflejo de ello es la peculiar trama urbanística de sus calles empedradas, dispuestas en torno a la iglesia, a las plazas o corros y su peculiar arquitectura civil y popular.

Qué ver en Comillas

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: Ayuntamiento de Comillas

En Comillas, algunas de sus plazas se conocen desde antiguo como corros, lugares donde se jugaba a los bolos y bailaba los días de fiesta, como el Corro de San Pedro donde destacan interesantes edificios como la Casona blasonada de Cueto o el antiguo Parador y el Corro de Campíos , actual centro neurálgico de la villa.

El Puerto, construido en el siglo XVII, espejo de una Comillas marinera, que durante siglos despuntó en la pesca y en la captura de la ballena y que hoy constituye un importante elemento turístico al conservar antiguos elementos como los cañones o la curiosa compuerta de vigas de madera que lo protegen de los temporales.

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: @1976agus

Levantado donde anteriormente se encontraba el hospital y la Ermita de San Juan, podemos ver una interesante hilera de casas adosadas con bellas balconadas de madera. En este lugar se encuentra la Iglesia de San Cristóbal que se empieza a construir en el siglo XVII. El municipio cuenta, además, con otra peculiar construcción religiosa: la Ermita de Santa Lucía, muy ligada los marineros.

El Palacio de Sobrellano y la Capilla-Panteón , ambos en la misma finca, son auténticos museos vivos que albergan magníficas obras escultóricas de Llimona y Valltmijana en el caso de la capilla  y pictóricas de Llorens Masdeu en el caso del Palacio. Además, en uno y otro se conserva mobiliario diseñado por un joven Gaudí aún desconocido.

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: Ayuntamiento de Comillas

Sobre una colina elevada y junto al mar, se proyectó un gran edificio de piedra y ladrillo rojizo. Lo que en principio iba a ser una escuela para niños pobres, acabó convirtiéndose en Universidad Pontificia . El Seminario Mayor es un edificio majestuoso, austero al exterior, pero increíblemente decorado en el interior gracias a la intervención de Luis Doménech i Montaner.

Por otro lado, El Capricho es una de las obras más representativas y visitadas de la localidad y no es de extrañar. Como su nombre indica, se muestra como un capricho entre los árboles, claro ejemplo de la integración del arte, la música y la naturaleza. Gaudí completa su obra en Comillas, en 1900 con la Puerta de los Pájaros . Se trata de una magnífica portalada que esconde en su estructura y en su nombre un hermoso juego, el de abrir un pequeño orificio circular para permitir el paso de las aves.

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: Ayuntamiento de Comillas

Otros edificios a destacar en la villa lo constituyen el Espolón curioso nombre con el que se conoce a un edificio mandado construir en el siglo XVIII, por Juan Domingo González de la Reguera Arzobispo de Lima, para destinarlo a escuelas y cátedra de latinidad, La Cárcel   actual albergue de peregrinos y la Casa Rectoral, curiosa edificación con púlpito situada a espaldas del Corazón de Jesús .

Rutas de senderismo en Comillas

Además de la villa, Comillas goza de parajes naturales dignos de visitar. Alrededor del 50% del territorio municipal forma parte, del Parque Natural de Oyambre. Esta es una de las zonas más valiosas del litoral cántabro por su riqueza faunística, botánica y paisajística. Junto al puerto se encuentra la playa de fina y dorada arena. A continuación THE PLAY te propone varias rutas para descubrir la naturaleza de Comillas.

Carril Bici de Comillas a la Ría de Rabia: fácil y agradable para todos los públicos, que con seguridad permite acceder de Comillas a la Ría de la Rabia, destacado humedal que se integra en el Parque Natural de Oyambre. Un paseo idóneo para todos los públicos y que evita transitar por la carretera.

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: @eltomavistas

Puerto: partiendo desde la playa, veremos las escasas embarcaciones que aún mantienen el tradicional carácter pesquero de la localidad. Continuamos el recorrido subiendo unas escaleras talladas en la piedra arenisca y que nos depositan en la parte superior del espigón, dando vista al mar abierto.

Seguimos a la izquierda, atravesando una explanada para subir por una senda peatonal con varios escalones tallados, que enseguida se transforma en un camino más ancho. En una inmediata bifurcación vamos de momento hacia la derecha hasta el final del camino, en un pequeño cabo, donde el verde de la hierba se adentra en el azul del mar. Allí encontraremos Punta La Moira, desde donde se divisan unas vistas espectaculares de los acantilados de la costa.

Comillas: un tesoro costero en el valle de Cantabria
Fuente: Ayuntamiento de Comillas

Punta de la Moira: desde este punto tenemos unas vistas espectaculares de toda la costa. En días despejados es posible ver los Picos de Europa. Además, si miramos mar adentro, quizás podamos descubrir ballenas o delfines, que surcan las aguas del Cantábrico

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba