consejos para tratar la urea alta

Consejos para tratar la urea alta

La urea es uno de los compuestos químicos presentes en la orina, sudor y materia fecal. Incoloro y cristalino, la urea es producida por los mamíferos, entre ellos los humanos, siendo el resultado final de la metabolización de las proteínas. También podemos encontrarla, en cantidades muy pequeñas, en la sangre, hígado, linfa o fluidos serosos. Del mismo modo que está presente en el corazón, huesos, pulmones, semen y órganos sexuales. 

Este compuesto se genera en el hígado, durante el ciclo de la urea. 

¿Qué es el ciclo de la urea?

El cliclo de la urea es el conjunto de reacciones mediante las cuales el nitrógeno, presente en los humanos y demás mamíferos, es expulsado del organismo en forma de la urea. Dichas reacciones tienen lugar en las mitocondrias de las células del hígado. Ahí es donde el amoniaco, tóxico para nuestro organismo, es transformado en urea para luego ser filtrada por los riñones y expulsada mediante la orina. 

Dicho ciclo cuenta con cinco reacciones en total. 

¿Cuál es el nivel normal de urea en humanos?

Las cantidades normales de urea en la orina de un humano adulto son de 20 g/L. Se considera que la urea está alta cuando se sitúa por encima de los 40 g/L; mientras que se considera mortal cuando supera los 100 g/L. 

Una persona adulta puede llegar a eliminar diariamente entre 25 y 39 gramos de urea. 

¿Por qué aumenta la urea?

Los niveles de este compuesto químico en la sangre pueden aumentar a causa de una dieta demasiado rica en proteína, o también por algún problema renal o hepático. El exceso de niveles de urea se denomina uremia. 

Algunas de las causas de la urea alta pueden ser: 

  • Demasiada proteína en la dieta
  • Realización de ejercicio en exceso con mucha frecuencia
  • Padecer ciertas enfermedades como diabetes o insuficiencias cardiacas o hepáticas. 
  • Falta de hidratación

¿Qué síntomas produce la urea alta?

Existen algunos factores que a simple vista pueden ayudar a revelar los niveles altos de urea en el organismo. Como por ejemplo: 

  • Halitosis: Pequeñas úlceras en la boca, así como mal aliento pueden ser un síntoma claro de tener alta la urea. 
  • Hipotensión: La presión arterial no debe de ser excesivamente alta ya que provoca varios problemas de salud; del mismo modo, la hipotensión tampoco es buena y es otro de los síntomas de uremia. 
  • Cansancio y fatiga: Si nos encontramos continuamente cansados, sin poder encontrar una explicación a esto, quizá se deba a que tengamos la urea excesivamente alta 
  • Diarrea o vómitos
  • Problemas renales: El dolor y la molestia continuada en los riñones puede mostrar que estos han sufrido algún daño. La uremia llega a provocar insuficiencia renal. 
  • Deshidratación: Tener sensación de sed, a pesar de beber mucha agua, así como la pérdida de apetito, puede llegar a mostrar que se padece uremia. 

¿Cómo tratar la urea alta?

Lo principal a la hora de combatir los niveles altos de urea es averiguar qué es lo que lo causa. Si lo que la produce es una enfermedad, tratarla correctamente ayudará a disminuirla y evitar que esta vuelva a aumentar. 

Además de esto, existen algunas medidas para reducir la uremia en sangre: 

Aumentar la ingesta de agua: Beber abundante agua durante nuestro día a día permitirá que eliminemos más toxinas y reduzcamos la urea alta. Además nos mantendremos bien hidratados. 

Disminuir el consumo de alimentos ricos en proteínas: Pescado, carne, frutos secos, huevos, etc, son algunos de los alimentos proteicos que, en grandes cantidades, hacen que se produzca un exceso de urea. Una dieta más rica en verduras y no tanta en proteínas hará que esta disminuya. 

No consumir demasiado fósforo: Controlar los niveles de fósforo también es importante si queremos tener un nivel correcto de urea. Esto es sencillo; al reducir la ingesta de alimentos ricos en proteínas, los niveles de fósforo también disminuirán. 

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba