dieta del cucurucho

¿Cuál es la dieta del cucurucho?

La época veraniega, junto con año nuevo, es la más elegida por cientos de personas para comenzar un nuevo estilo vida: comer más sano, hacer más ejercicio y, en general, estar más en armonía con nuestro cuerpo. Esto se debe a que es en verano cuando enseñamos más carne, por lo que es natural que todos queramos vernos mejor físicamente. A pesar de que nuestras intenciones sean las mejores, es cierto que comenzar un nuevo plan de ejercicio, así como una dieta equilibrada, es duro y se nos puede llegar a hacer cuesta arriba. Por eso es importante que sepamos que existen formas fáciles y divertidas de lograr nuestros objetivos. 

La dieta del cucurucho, la más divertida.

Casi todos nosotros habremos escuchado alguna vez en la vida que el sexo es una buena manera de quemar muchas calorías. Y en esta premisa se basa la ya conocida «dieta del cucurucho». Esta dieta consiste en comer cantidades moderadas de comida, no excesivamente calóricas, y practicar mucho sexo. Es esto lo que la convierte en una de las dietas más divertidas y fáciles de sobrellevar, ya que no solo consumiremos alimentos saludables, si no que también disfrutaremos de mucho placer. 

¿Con la dieta del cucurucho se adelgaza?

Hay un estudio que afirma que tener relaciones sexuales puede llegar a hacernos perder hasta 500 calorías diarias. Por supuesto dependerá de la duración el acto sexual («los aquí te pillo, aquí te mato» no suelen ser muy efectivos), de la época del año en la que nos encontremos, ya que en verano sudamos más que en invierno, y, sobre todo, las posturas que hayamos realizado. No todas las posturas sexuales queman las mismas calorías. Es por esto que lo más común es perder entre 100 y 200 calorías, dependiendo de nuestra fogosidad e intensidad.  

Y no solo el acto sexual así nos ejercita: los preliminares también son importantes. Los besos previos al sexo pueden llegar a suponer hasta 50 calorías menos  … a la hora, claro. 

También está demostrado que las relaciones íntimas ayudan a mantener bajos los niveles de cortisol. Esta hormona está relacionada íntimamente con la ansiedad, por lo que tenerla controlada evitará los atracones de dulces, grasas y demás alimentos nocivos para nuestro organismo. 

Por otro lado, tener relaciones sexuales frecuentes provoca que liberemos endorfinas, entre ellas la hormona de la felicidad. Así que, mientras realicemos esta dieta, nos sentiremos más en paz y felices. 

Otro beneficio de la dieta del cucurucho es que ayuda a dormir mejor, debido a que el sexo es un potente relajante. Y está demostrado que no dormir las horas necesarias provoca un aumento de peso. Así que esta dieta nos hará disfrutar de una mejor calidad de sueño.  

¿Hay otras formas divertidas de adelgazar?

Existen varias dietas, demás de la del cucurucho, que son fáciles y cómodas de seguir. Aunque debemos destacar que no se aconseja mantenerlas durante largos periodos de tiempo. Estas son: 

La dieta del chocolate: Es una dieta hipoglucémica basada en el alto consumo de carnes magras, maricos, pescados y snacks de chocolate, eliminando los carbohidratos

La dieta del helado: Esta dieta introduce pequeñas cantidades de helado en las comidas para ayudar a paliar la ansiedad. 

La dieta de la hamburguesa: Nos permite consumir una hamburguesa diaria, pero con la condición de que sea casera y elaborada a base de pescado, carne o vegetales, como lentejas, garbanzos o espinacas.

Resumen:

Deja un comentario

Ir arriba