estilos derocación

Diferentes estilos para la decoración para vivir más relajados

Una de las principales cosas que se plantean a la hora de trasladarse a un nuevo hogar es la decoración. Decorar nuestra casa, ya sea alquilada o comprada, puede ser una buenísima oportunidad para plasmar nuestros gustos y nuestra propia personalidad y así dar rienda suelta a nuestra imaginación. En cuestión de decoración no está todo dicho, y es posible combinar diferentes estilos, materiales y telas para crear espacios únicos y con personalidad. 

Por el contario, también es posible que la decoración suponga un gran quebradero de cabeza, sobre todo para parejas o familias con gustos distintos. Y es que llegar a ponerse de acuerdo con otra persona en lo que a decoración se refiere puede llegar a ser una auténtica odisea. Para evitar estos problemas, podemos contemplar los diferentes estilos de decoración ya creados y así llegar a un consenso. 

Estilo minimalista

Este es quizá el estilo más escogido durante los últimos años. El estilo minimalista se caracteriza por buscar la máxima sencillez y simplicidad en la decoración, omitiendo así elementos no esenciales, que lo único que hacen es aumentar el ruido visual. Esta tendencia se originó en los años 60 en Estados Unidos, siendo ideal para todas aquellas personas que buscan espacios simples, sin exceso de objetos decorativos. 

Se caracteriza por el uso de pocos muebles, ambientes diáfanos, paredes blancas y líneas rectas, para así crear estancias serenas y llenas belleza. Porque a veces, «menos es más». 

Estilo industrial

Fue un estilo que causó furor en grandes ciudades, como Nueva York, en los años 50. Surgió cuando varios artistas optaron por escoger naves industriales para vivir debido a la luminosidad y espacio que proporcionaban. El hormigón, el cemento y el ladrillo son la seña distintiva de esta tendencia decorativa. Muebles oscuros, estanterías metálicas y elementos de metal son las principales señas de identidad de este estilo. 

Estilo étnico

Esta técnica de decoración busca evocar la esencia de países lejanos de occidente. Usa una estética cálida y luminosa mediante uso de de elementos artesanales de colores tierra, muy arraigados en las culturas locales de dichos países. En este estilo, los tejidos estampados así como los mueble, accesorios y estanterías de madera y piezas de cobre o latón son muy característicos. 

Estilo nórdico

Junto la minimalista, esta es la tendencia que más adeptos y seguidores ha adquirido durante los últimos años. Se emplea una paleta de colores de grises, blancos, beiges y tonos apagados. En los muebles se busca huir de la ostentosidad, optando por los fabricados de madera, un material clave en este estilo de decoración. Respecto a textiles, la lana, el agodón o el lino son claves. 

En cuanto a la disposición de la decoración, se busca el minimalismo y simplicidad, sin necesidad de recargar en exceso las estancias. 

Estilo mediterráneo

Esta tendencia decorativa es la típica de las zonas costeras del mediterráneo. En este estilo domina principalmente los elementos que evocan la temporada veraniega, al mar y al calor. Los dos colores más característicos son el azul y el blanco, y los textiles que reinan son el lino y el algodón. Este estilo es alegre, fresco y sereno. 

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba