Una mujer de VOX en First Dates: ‘Abascal tiene un polvo’

‘First Dates’, el programa de citas más famoso de la televisión, en el que personas que no se conocen tienen una cita a ciegas para cenar en su restaurante, sigue revolucionando las noches de Cuatro. Esta vez, han decidido mezclar dos conceptos aparentemente antagónicos: el amor y la política. ¿Será verdad aquello que los polos opuestos siempre se atraen? El experimento no puedo haber salido peor.

Susana y Manuel tuvieron una cita con un final nefasto. Los dos chocaron y mucho en términos ideológicos.

Manuel confiesa ser «de extrema izquierda» y Susana de «extrema derecha»

Manuel, vasco, dejó clara desde el principio su orientación. Por si todavía quedaban dudas: «Yo soy muy abertzale, de extrema izquierda», confesó. Y Susana no se quedó atrás, revelando sin pudor sus ideales políticos: «Yo de extrema derecha», contestó ella. «No me jo***. A ver que una cosa no quita la otra. Tú eres de Vox, ¿No?», dijo él para intentar rebajar la tensión.

Pero ella fue a más y le comentó orgullosa: «Mi familia siempre ha sido de derechas, muy de extrema derecha, mi abuelo era guardia Real de Franco. En mi casa han sido muy franquistas, mi madre y mis tíos han mamado siempre lo del ‘Cara al sol’ y a mí me ha llamado siempre la atención», explicó.

A Susana le encanta Santiago Abascal: «Tiene un polvo… Está muy bueno»

Además, Susana desveló que le atraía el líder de Vox: «Yo soy mucho de Abascal… además, tiene un polvo… Está muy bueno». Manuel no daba crédito: «Pero qué dices, con esas barbas, ¿dónde va?», le bromeó. Seguro que a él le gustan más las dirigentes de Bildu.

Una mujer de VOX en First Dates: 'Abascal tiene un polvo'

Susana no se esperaba que le rechazase y se marcha enfadada

Manuel le decía a su cita que sus diferencias ideológicas no le importaban, pero detrás las cámaras, su discurso cambiaba: «Sinceramente, si me echa un poco para atrás… el rollo Vox me echa muchísimo para atrás, muchísimo», confesaba.

Y en el momento de la decisión final, Susana llegaba con la idea de que la cita había ido bien y que habían tenido «rollo» (incluso llegaron a besarse) y por ello no se esperaba que le rechazase. «Has sido un poco falsete… esos son los prejuicios», le dejó claro a Manuel. Al final, se marchó muy enfadada. Y siempre por la derecha.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba