Joaquín Sabina, condenado a pagar 2,5 millones de euros a Hacienda

El ‘truquillo’ de Joaquín Sabina para pagar menos impuestos le ha salido por la culata. Según la Agencia Tributaria, en 2008, 2009 y 2010 el artista declaró de forma incorrecta varios ingresos a través del Impuesto de Sociedades y no del IRPF, lo que ha generado una deuda con Hacienda de dos millones y medio de euros. Sabina recurrió esta decisión, pero ahora la Audiencia Nacional ha ratificado la sanción y el cantante tiene dos opciones: pagar o apelar al Tribunal Supremo.

La sentencia establece que el artista tenía participación en tres sociedades junto a su hija y su pareja (Cigarrillos Finos, Relatores y El Pan de mis Niñas), a través de las cuales gestionaba sus actuaciones y los derechos de autor, además de la propiedad de dos inmuebles en Madrid y uno en Rota.

Según el documento judicial, el último ejercicio estudiado la facturación de estas sociedades fue de 7,5 millones de euros.

La decisión de la Audiencia Nacional, establece que «todos estos ingresos tienen una relación directa con el demandante, ya sea por servicios facturados o por cobro de derechos de autor (cedidos por el demandante a la sociedad), con las actividades profesionales en las que la intervención de Joaquín Sabina constituía el elemento esencial y personalísimo de la prestación del servicio correspondiente (realización de galas, royalties ventas nacionales de discos, colaboraciones en prensa, etc)».

Según los técnicos de Hacienda, las remuneraciones para el artista no eran acorde con el mercado y eso facilitó que pagase menos impuestos de lo debido, por lo que se procedió a «una corrección de la valoración a valor de mercado» que concluyó que Sabina no había pagado lo que debía.

En su recurso, el artista Sabina argumentaba que la inspección de Hacienda duró más de lo previsto en la ley o que el sistema empleado para hacer los cálculos no era el más adecuado, y además negaba su relación con una de las sociedades, extremo rechazado por el tribunal, que asegura que dicha alegación es «inverosímil» y recuerda que ya se le ha dicho en otros procedimientos fiscales que tiene abiertos.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba