Johnny Depp acusa a Amber Heard de ser prostituta y ella dice que no se le levanta

La batalla judicial entre Johnny Depp y Amber Heard es el cuento de nunca acabar. Se ha convertido en el gran escándalo mediático retransmitido en tiempo real. El relato de sus diferencias, como en los combates de boxeo, va por asaltos, y esperamos que de un momento a otro Hollywood lo acabe convirtiendo en el guion de una película ¿protagonizada por ellos mismos? Sería un hito, la deslumbrante cópula entre realidad y ficción que certificaría de una vez para siempre el signo de nuestro tiempo; después de la posverdad, la posrealidad.

Amber Heard, acusada de prostitución

Ahora se ha sabido, a través del portal RadarOnline, que habría tenido acceso a determinados documentos relacionados con el juicio, que Johnny Depp habría intentado acusar a su exmujer de haber sido prostituta (de lujo, eso sí) y/o bailarina exótica, antes de casarse con él. Para demostrarlo, Depp habría intentado robarle a ella unas fotos donde aparece desnuda (todo esto, eso sí, según la defensa de la propia Amber Heard).

Johnny Depp y la disfunción eréctil

Por su parte, Amber Heard habría intentado utilizar el historial médico del actor para demostrar que Johnny Depp sufre disfunción eréctil (lo que, según los abogados de ella, hubiese servido para apoyar la tesis de los abusos sexuales). Vamos: todo muy feo. Ninguna de estas ‘pruebas’ habría sido admitida a trámite por el juez.

También se ha revelado (y en esto no hay documento ‘secreto’ que valga), que Amber Heard, que recientemente se declaró en bancarrota ante el juez, ha vendido su casa del desierto de Arizona, supuestamente para poder hacer frente a la deuda contraída con Depp por la condena del juicio, que asciende a 15 millones de dólares. Según TMZ, la habría vendido por algo más de un millón de dólares.

El papel del público en todo este asunto

Es difícil, por no decir imposible, no tomar partido en la batalla que ha enfrentado a Amber Heard y Johnny Deep en los juzgados y fuera de ellos (porque el asunto, a la vista está, tiene carrete para mucho tiempo).

Dos actores de un ecosistema que nos pilla tan lejos, Hollywood, de quienes tenemos información mínima, fragmentada, interesada para uno u otro, a menudo más ‘guionizada’ que el mismísimo Gran Hermano, pero que se han acabado convirtiendo, en el imaginario colectivo, en la encarnación de todos los viejos tópicos negativos sobre la relación entre hombres y mujeres.

Hermana de Amber Heard confiesa que le cortó el dedo

Pero no sólo eso. Se siguen descubriendo más detalles al respecto de la relación más tóxica de todos los tiempos. La hermana de Amber Heard, Whitney Henriquez, le dijo a su exjefa que la actriz cortó el dedo de su exmarido cuando le arrojó una botella de vodka, según publica el portal TMZ.

Los documentos revelados muestran una declaración de Jennifer Howell, examiga y jefa de la hermana de Heard, en la que habla sobre el incidente del dedo que supuestamente tuvo lugar en 2015.

Ella recuerda cuando la hermana de Amber gritó en la oficina «le cortó el maldito dedo» mientras la pareja se encontraba en Australia, ya que Depp estaba filmando la quinta película de ‘Piratas del Caribe’.

Johnny Depp, ganador moral

Al terminar el caso –Depp ganó el juicio por difamación contra su exesposa después de que ella escribiera un artículo en 2018 donde afirmaba ser una superviviente de la violencia doméstica- la percepción general era que, más allá de la sentencia, favorable a Depp, el ganador ‘moral’ de esa batalla mediática también era él.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba