dieta 13 días

La dieta de los 13 días, ¿es buena o mala?

En verano, muchas personas buscan mejorar su aspecto físico ya sea mediante la realización de severas rutinas de ejercicio o con pautas de alimentación saludables y equilibradas. Actualmente existe una gran cantidad de dietas pensadas para la pérdida de peso, como la dieta cetogénica, dieta del chocolate, dieta de la hamburguesa, entre otras. Por lo tanto, encontrar la más adecuada para nuestro estilo de vida es mucho más sencillo que hace unos años. 

Una de esas dietas es la de los 13 días, la cual fue concebida inicialmente por la NASA para preparar a sus astronautas a las situaciones extremas que iban a vivir en sus misiones asignadas. Pero, ¿es esta dieta buena para nuestro organismo? ¿Realmente se pierde peso de forma saludable?

¿En qué consiste la dieta de los 13 días?

Este tipo de dieta consiste en una restricción severa de calorías durante 13 días. Es decir, sigue un modelo de alimentación hipocalórico además de aumentar considerablemente el consumo de proteínas. Otro requisito de esta dieta es la eliminación total de toda variedad de azúcares simples y grasas nocivas para nuestro cuerpo. 

Algunos alimentos imprescindibles en esta dieta son los huevos, las carnes magras como la pechuga de pollo o pavo, el café y el jamón. 

¿Qué desventajas supone realizar la dieta de los 13 días?

Uno de los principales problemas que tiene esta dieta es la poca variedad de alimentos que se pueden ingerir. Es básicamente sota, caballo, rey, lo que puede acabar siendo muy aburrido y haciendo que la terminemos abandonando por lo repetitiva que resulta. 

Otra pega que tiene es lo estricta que es. Se debe seguir a rajatabla, sin poder disfrutar de la opción de saltarnos ni un solo día, por lo que los pequeños caprichos están totalmente prohibidos. Tendremos que seguir a pie de la letra el menú que elaboremos, sin ni si quiera cambiar el orden. 

Por otro lado, para que esta dieta sea efectiva, debemos realizar, como mínimo, 30 minutos de cardio al día. Del mismo modo tendremos que consumir al menos 2 litros de agua diarios. Las bebidas alcohólicas y azucaradas están tajantemente prohibidas. 

Pero una de las principales desventajas que supone realizar este estricto plan alimenticio es el posible efecto rebote que puede generarnos, haciendo que con el paso del tiempo recuperemos todo el peso perdido o incluso más. 

Además, en caso de realizar esta dieta, no debe prolongarse más de los 13 días establecidos ya que puede acabar por provocarnos problemas de salud por déficit de vitaminas. Si se desea continuar con ella, es primordial descansar al menos un mes entero. 

¿Realmente se pierde peso?

Sí, con esta dieta se puede perder varios kilos en pocos días ya que tan solo estaremos consumiendo entre 500 a 700 kcal diarias; un número bastante bajo considerando que un adulto normal debe consumir unas 2000 kcal al día. 

Lo «bueno» es que estas restricciones alimenticias se mantienen solo durante un periodo muy corto de tiempo, por lo que, a pesar de no ser aconsejable privar al cuerpo de ciertos alimentos, no supondrá un problema grave de salud si nos referimos a déficits nutricionales.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba