La Manada de Puerto Banús: 5 inmigrantes violan brutalmente a dos chicas españolas - The Play

La Manada de Puerto Banús: 5 inmigrantes violan brutalmente a dos chicas españolas

p>Una turbia historia ha terminado este domingo con cinco jóvenes detenidos, cada uno de una nacionalidad, tras la posible agresión sexual a una menor y a otra chica de 20 años que pudieron ser drogadas. Todo empezó en la madrugada del domingo, pasadas las cinco de la mañana. La Policía Nacional recibía el aviso de una joven de 16 años desde Puerto Banús: acababa de llamarla una amiga de su edad, que lloraba, estaba muy nerviosa y desorientada.

La llamada se cortó, y esta joven preocupada por su amiga llamó de nuevo, solo para escuchar cómo al otro lado la voz de un hombre le estaba pidiendo el pin del teléfono en inglés a la dueña y después colgaba. La chica dijo a los policías que su amiga estaba con varios hombres y que iban armados.

Honey Girls Club

Consiguió darles la dirección de una vivienda que también estaba en Puerto Banús, donde los agentes se presentaron poco después. Gritaron para que alguien saliera, pero nadie respondía. Como el portal estaba abierto, decidieron entrar a la casa por si la chica que pidió ayuda a su amiga estaba en peligro.

Miraron a la terraza y allí, en una mesa, observaron que había una pistola y un cuchillo. A través de la ventana se veía a dos jóvenes en el salón, que ignoraban los gritos de los policías. Cuando estaban mirando vieron a otros tres jóvenes saltar por la terraza. Uno de ellos se rompió el tobillo al caer al suelo.

Uno de los agentes se quedó con el que se cayó, un joven de 20 años de Reino Unido. El otro policía persiguió a los otros dos, un iraní y un irlandés. Cuando llegaban a la altura del Ocean Club consiguió detenerlos con ayuda de otras dos patrullas. Durante el forcejeo uno de los policías resultó herido.

Paralelamente, más patrullas llegaban a la casa y entraban. Allí detuvieron a los otros dos jóvenes que había en el salón, un marroquí y un finlandés de 17 años. El menor dijo que no conocía a los otros jóvenes, aunque sin aclarar qué hacían todos en la casa. Además, los agentes encontraron a dos víctimas muy asustadas, y todos los indicios apuntaban a que habían abusado de ellas sexualmente tras haber sido drogadas.

La primera era una lituana de 20 años, que estaba en una cama, semidesnuda y adormilada. A su lado había un arma que parecía un subfusil Thompson, un arma antigua utilizada en la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial, entre otros conflictos.

Cuando le preguntaron cómo había llegado a la casa, la joven dijo que no recordaba nada, que solo sabía que estaba en una discoteca y después se montó en un VTC para ir a otro bar.

En otra habitación estaba la menor, una joven inglesa de 16 años. Los policías la encontraron desnuda, enrollada en una manta y muy asustada. A su lado había un machete. Como la primera víctima, la menor también dijo que no recordaba nada, que estaba en una discoteca y que se despertó en esa cama. Le venían recuerdos fugaces de haber ido montada en un coche con dos hombres.

Al despertar, llamó a un amigo suyo y a la chica que finalmente llamó al 091 y avisó a la Policía. Tuvo la lucidez de mandar a su amiga un pantallazo con su ubicación, y así los agentes pudieron llegar a ella.

Los padres de ambas chicas acudieron después a comisaría para acompañar a sus hijas al hospital, mientras los detenidos se quedaban bajo custodia de los policías. El que se rompió el tobillo también fue trasladado a un centro médico. La investigación tratará de aclarar ahora qué hicieron los detenidos a las chicas y si estuvieron todos implicados o no.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba