El Rey de Marruecos, Mohamed VI, pedo por las calles de París

Medios saharauis han publicado un vídeo donde se ve al rey de Marruecos, Mohamed VI, en una dudosa actitud de noche por las calles de París. Según los citados digitales, el monarca alauí fue, al parecer, grabado por dos ciudadanos marroquíes desde un coche y aseguran que iba bebido. Lo cierto es que en las imágenes sí se aprecia cómo Mohamed VI va dando tumbos y que incluso uno de sus guardaespaldas se ve obligado a sujetarle en un determinado momento en que parece que se va a ir al suelo.

En el vídeo difundido, se ve a Mohamed VI que va de noche por las calles de París rodeado de guardaespaldas y junto a dos de sus mejores amigos, los hermanos Azaitar, que son conocidos por llevar una vida disipada de lujo al lado del monarca marroquí.

El medio prosaharaui ECSaharaui, el primero en difundir el vídeo asegura que «al parecer, dos ciudadanos de origen marroquí han captado con sus cámaras al monarca en una de las calles de París. Después, un guardaespaldas del rey se aproxima al vehículo por donde se hace el vídeo y le ordena apagar las cámaras por la embriaguez que padece Mohamed VI».

En la grabación puede verse que Mohamed VI tiene problemas de equilibrio e incluso aparenta cierto sopor, haciendo esfuerzos por no caerse, se apoya en el hombre de uno de sus mejores amigos íntimos, «Los hermanos Azaitar». Un poco más adelante se ve que le cuesta caminar. En otro momento está a punto de caerse y se apoya contra la pared que tiene detrás, pero el hermano de Abu Azaitar le coge la mano. Al final también parece obviar el saludo de varios marroquíes presentes en la escena, no se sabe si para saludar o para hacer otra cosa.

ECSaharaui asegura que en el vídeo puede verse que Mohamed VI tiene problemas de equilibrio e incluso aparenta cierto sopor, haciendo esfuerzos por no caerse, se apoya en el hombre de uno de sus mejores amigos íntimos, Los hermanos Azaitar. y añade que «un poco más adelante se ve que le cuesta caminar. En otro momento está a punto de caerse y se apoya contra la pared que tiene detrás, pero el hermano de Abu Azaitar le coge la mano. Al final también parece obviar el saludo de varios marroquíes presentes en la escena, no se sabe si para saludar o para hacer otra cosa».

No es extraño que Mohamed VI pase tiempo en la capital francesa. Sus viajes son frecuentes y sus estancias cada vez más largas. Sobre todo por por su frágil salud que le valió estancias regulares en hospitales europeo, donde ha sido operado en varias ocasiones.

Y cada vez pasa menos tiempo en su país. El pasado mes de julio, por la celebración que recuerda su llegada al trono en 1999, Mohamed VI volvió a Rabat pero solo por unas horas y enseguida retornó a Francia.

París es una ciudad que parece gustar a Mohamed VI. En 2020 compró una mansión en el distrito séptimo de la capital francesa por valor de 80 millones de euros.

No es muy frecuente conocer detalles de la vida privada del monarca marroquí. Alejado de las cámaras durante varios meses, el soberano reapareció en imágenes oficiales el 7 de abril para recibir a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, tras el restablecimiento de las relaciones hispano-marroquíes. Semanas después, se produciría el escándalo del Sáhara, con el inesperado e histórico reconocimiento del Estado español, provocando con Argelia un cataclismo diplomático sin precedentes.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba