Mona de pascua: historia y receta del tradicional dulce mediterráneo - The Play

Mona de pascua: historia y receta del tradicional dulce mediterráneo

El dulce de la mona de Pascua es una tradición muy mediterránea que se come en casi todos los territorios de habla catalana: en Cataluña, en la Comunidad Valenciana y en Murcia ha mantenido la forma original de un bollo con el huevo duro encima y se llama ‘toña’. que cada año vuelve a llenar durante estos días los hornos valencianos para compartir con la familia.

Según explica Joan Amades en el Costumari catalán , la receta nace de la tradición pagana y que se cristianizó y es conocida desde el siglo XV. En casi todo el Principado es tradición que el padrino o el abuelo regalen la mona al ahijado o nietos. La tradición dice que la mona debe tener tantos huevos como años tiene el niño que la recibe, y lo máximo son doce. Por tanto, antiguamente los ahijados recibían la mona hasta doce años porque sólo se regalaba hasta que los niños se habían confirmado un ritual que antes se hacía a esa edad.

Honey Girls Club

La Mona es una coca generalmente redonda, adornada de huevos duros con caparazón. Pero la tradición ha evolucionado y ahora los pasteles también tienen una figura de chocolate. Se elabora en estas fechas en todas su versiones, que van desde el panquemado, la torta de pasas, y la mona de huevo duro y de huevo de chocolate, más destinado a los pequeños de la casa.

La mona más tradicional es la de bollo, de forma redondeada y coronada con huevos duros. Los pasteleros llaman a esta masa ‘cristina’ o ‘de rollo’. El chocolate no se añadió hasta siglos más tarde. Este dulce, que se realiza en figuras de diferentes formas de animales, desde patos a cocodrilos, donde se marca un hueco para después colocar un huevo duro pintado de color o un huevo de chocolate.

Otra variante muy frecuente de mona es el pastel, un dulce hecho con capas de bizcocho que puede llevar crema quemada, chocolate, nata o mantequilla. La decoración se remata con huevos de chocolate, pollitos de fieltro y plumas de ganso teñidas de colores bien vivos.

Mona de pascua

Receta Mona de Pascua tradicional

Los ingredientes para preparar cuatro unidades son:

  • 300 g de harina de fuerza
  • 50 g de azúcar
  • 115 g de leche entera tibia
  • 12 g de levadura fresca
  • 45 g de aceite de girasol
  • Ralladura de limón
  • 1 huevos mediano
  • 4 huevos cocidos
Mona de pascua: historia y receta del tradicional dulce mediterráneo

En primer lugar se debe batir la harina, el azúcar, la leche, la levadura y el aceite. Una vez bien disuelta la masa se debe amasar durante veinte minuto sobre una encimera espolvoreadas para que no se pegue. Una vez lisa, se forma una bola con la masa y se deja reposar, mínimo dos horas, para que la levadura haga su efecto hasta alcanzar el doble de volumen. Pasado este tiempo se separa en cuatro bolas y se moldea cada una de las masas dejando un agujero en el centro para el huevo.

El siguiente paso es batir el huevo y pincelar las Monas con él. Por último, se debe mezclar el azúcar con unas gotas de agua y espolvorearlo sobre las Monas. En este punto solo queda cocerlas en el horno a 180 ºC durante 25-30 minutos. Una vez horneadas se suele decorar con virutas de colores.

Receta de Mona de Pascua de bizcocho de chocolate

Mona de pascua: historia y receta del tradicional dulce mediterráneo
  • 240 g de leche entera a temperatura ambiente
  • Cuatro claras de huevo (175 g) a temperatura ambiente
  • Un huevo tamaño L a temperatura ambiente
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • 320 g de harina de repostería
  • 280 g de azúcar
  • Tres cucharaditas de levadura en polvo
  • 170 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • Virutas
  • Media cucharadita de sal
  • 500 g de nata de montar
  • 500 g de chocolate negro de cobertura
  • 200 g de chocolate blanco
  • Colorante para chocolate

Para preparar el bizcocho se añade en un bol el huevo batido, la leche, la harina tamizada y la mantequilla. Se bate hasta que quede una mezcla homogénea y se incorpora las virutas de colores y la vainilla. Por último, se hornea a 170º durante media hora aproximadamente.

Para preparar la cobertura es necesario hervir y después batir la nata junto al chocolate para mezclar y fundirlo. Esto se colocará tanto en el interior como en la superficie del bizcocho llegando a envolverlo por completo. Para ello, se debe nivelar el bizcocho dividiéndolo en tres alturas. Es recomendable el uso de una manga pastelera para verter el chocolate en el interior.

Los huevos de chocolate pueden comprarse, o bien preparase. En este caso, se coloca el chocolate blanco (o negro si se prefiere) en un cazo de baño María a media temperatura sin dejar de remover. Con una lengua pastelera o un pincel de silicona se pinta una capa fina del molde. Dejar enfriar en la nevera y repetir esta acción dos veces más. Por último, se desmoldan las dos partes del huevo de chocolate y se unen con chocolate fundido. Al enfriarse de nuevo estarán listos para emplatar la mona de bizcocho.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba