La Sagrada Familia de Barcelona: visita al templo interminable de Gaudí

La Sagrada Familia es una basílica excepcional, tanto en su origen y fundación como en sus propósitos. Es fruto de la obra del arquitecto Antoni Gaudí. Fue un proyecto impulsado por y para el pueblo, siendo ya cinco generaciones las que han ido viendo la evolución del templo en Barcelona. En 2005 pasó a formar parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y es el símbolo más importante de la Ciudad Condal. Además, es uno de los monumentos más visitados de nuestro país, por detrás de La Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Pese a estar inacabada, es un lugar de culto y un atractivo turístico a nivel mundial. En su interior se celebran misas internacionales y extraordinarias. Además, es posible realizar una visita turística por un precio que oscila entre los 17 a los 49 euros. Los menores de 11 años tienen la entrada gratuita. El precio puede resultar elevado, pero con esta aportación se contribuye a la construcción del templo.

La Sagrada Familia de Barcelona: visita al templo interminable de Gaudí
Bosque de columnas de troncos y ramas inclinadas del interior de la basílica / Fuente: Sagrada Familia

Esta basílica, de arte modernista, está compuesta por cinco naves donde destacan los siguientes elementos: las fachadas de la Natividad, de la Pasión y de la Gloria, el Baptisterio y la Capilla del Sacramento, la Cripta, el Ábside, los Cimborios y Obeliscos, los Claustros, las Sacristías, la Capilla de la Asunción, el Cruceo y el Transepto, las Naves y los Coros, y el Altar

¿Por qué continúa aún en obras la Sagrada Familia?

En 1882 Francisco de Paula del Villar elaboró el primer boceto del proyecto. Siguiendo las pautas dominantes de la época, aplicaba las fórmulas propias del neogótico: ventanales ojivales, contrafuertes y arbotantes exteriores y un campanario. Las divergencias de carácter técnico que se dieron relacionadas con el coste de los materiales comportaron la destitución de este arquitecto por otro que empezaba a destacar, Antoni Gaudí.

De este modo, en 1883 asumió el encargo y trabajó en él hasta su fallecimiento. Gaudí planteó una innovación en el diseño a través de sus elevadas torres cónicas circulares que van sobresaliendo por sobre los puntales estrechándose con la altura. Un proyecto que ha pasado a lo largo de los años por diferentes manos como: Domènec Sugranyes, Francisco de Paula Quintana, Isidre Puig i Boada y Lluís Bonet i Garí, Francesc Cardoner i Blanch, Jordi Bonet y Jordi Faulí, actual director del equipo constructor.

La Sagrada Familia de Barcelona: visita al templo interminable de Gaudí
Grupo escultórico de la fachada de la Natividad / Fuente: La Sagrada Familia

Actualmente, con más de 138 años desde la colocación de la primera piedra, la Basílica sigue en construcción. En estos momentos todavía se trabaja en la cometa de doce encajes sobre el fuste, que iluminará la ciudad de Barcelona. Esta prevista su finalización para 2026.

El motivo por el que la Sagrada Familia lleva tantos años en obras se debe, principalmente, a que «se construye a partir de las aportaciones y donativos, puesto que es un templo expiatorio» y esto afecta al ritmo de construcción, según explica Faulí. Realmente, obras complejas como Notre Dame o la catedral de Colonia tardaron mucho más. En concreto, 182 y 600 años respectivamente.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba