Santiago Pedraz y Esther Doña rompen tres días después de vender la exclusiva de su boda

Habrían puesto fin a su relación pero siguieron adelante con el anuncio de su compromiso en las revistas previo pago. El juez ha comunicado su decepción a su entorno.

Este miércoles Esther Doña (44) y el juez Santiago Pedraz (64)anunciaban boda para el año que viene en su revista de cabecera, dando una entrevista a dúo tan almibarada como de costumbre. A nadie sorprendió esta supuesta exclusiva, ya adelantada por otros medios porque los enamorados lo andaban proclamando de fiesta en fiesta estas últimas semanas. Sin embargo, todo apunta a que, a pesar del enésimo derroche de pasión en los papeles de la extraña pareja, Pedraz y Doña habrían roto su relación días antes de vender esta información. Lo adelantaron en Es la mañana de Esradio, donde el equipo del programa, así como la periodista Beatriz Cortázar, corroboraron por tres fuentes solventes distintas el fin insólito de esta relación tan mediática.

Al parecer, la pareja habría acordado anular la exclusiva con ¡Hola! debido a su ruptura, pero uno de los dos [supuestamente Esther, quien mantiene relación estrecha con la cabecera desde que se hizo famosa al conocer al marqués de Griñón] no lo comunicó para que ésta siguiera adelante con la noticia y en consecuencia pagarles. Algo que habría enfadado al juez, quien a su entorno habría comentado que Esther no es la mujer que «él creía que era».

Sin embargo, en la exclusiva de la revista ¡Hola! incluye en el número de esta semana una declaración de intenciones tan entusiastas hacia Esther como ésta: «Ha sido muy sencillo [adaptarse a ella], ya que Esther lleva una vida muy ordenada. Es una mujer tremendamente disciplinada, tanto en su vida personal como profesional. Además, se desvive por hacer felices a todas las personas que tiene a su alrededor» (…) «Mi vida ha cambiado muy positivamente [desde que está con ella]» (…) «En ningún momento se me ha llamado la atención [se entiende que en el juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, donde es titular]por mi vida privada».

Pedraz, «decano delegado en Penal e instructor de los casos con mayor trascendencia y calado de carácter nacional e internacional», así le define ¡Hola!, ha llevado casos tan conocidos como el de José Couso, De Juana Chaos, Afinsa o la familia Pujol. Ha estado casado en dos ocasiones, con las madres de sus dos hijos, y a punto estuvo de hacerlo con su última novia, la abogada penalista Sylvia Córdoba, con quien se compró un chalé en Getafe y con la que finalizó su romance de forma abrupta.

Doña, por su parte, se ha casado tres veces, aunque hay quien apunta que también lo hizo una cuarta con un señor inglés. Enviudó del marqués de Griñón durante la pandemia, y ejerció de marquesa viuda hasta que los Falcó la invitaron a salir del Palacio del Rincón, donde vivía con su último marido. Esther, en teoría modelo de profesión en su juventud, contó en el cuché que fue Griñón quien le presentó a Pedraz y quien le predijo que estaría con él a su muerte.

El juez y la viuda llevaban (o llevan, nadie descarta reconciliación last minute) un año juntos y han protagonizado posados que han suscitado todo tipo de comentarios y carcajadas en el círculo de la judicatura, ya que Pedraz, hombre serio y respetado, no acostumbraba a posar en menorquinas con los chinos remangados ni a ver su rostro tratado con Photoshop. Tampoco nadie le imaginaba dejándose retratar en redes y revistas junto a los comentarios románticos, por no decir cursis, de su último amor.

De momento, ella conserva una foto de él en su perfil de Whatsapp pero no le ha dado un like a ningún comentario de felicitación por su boda a sus fans en su perfil de Instagram. ¡Hola! ya no lleva la noticia del enlace en la portada de su web.

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba