limpiar la plata

Trucos para limpiar la plata

Es común que algunas de nuestras joyas de plata, con el paso del tiempo y de los usos, se acaben ensuciando y perdiendo su brillo natural. Relojes, pendientes, colgantes, collares, pulseras … ninguno está exento. Por ese motivo, muchas personas buscan la manera más fácil y barata de limpiar sus objetos de plata; y es que devolver su aspecto original está al alcance de todos. 

¿Por qué la plata se pone negra?

Si nuestras joyas u objetos de plata con el paso del tiempo se ponen negros, no significa que estos sean de mala calidad. Este proceso es completamente normal o natural. La plata, al contrario de lo que mucha gente piensa, no se oxida; este material no reacciona con el oxígeno del aire, si no con el sulfuro de hidrógeno presente en el aire. Lo que provoca es que la plata pierda su brillo natural, volviéndolo primero de color amarillo y después de ese molesto color negro.

Por ese motivo, es natural que a los pocos días de usar la plata, al estar expuesta a diferentes condiciones, esta se vuelva oscura. 

¿Qué factores hacen que la plata se vuelva negra?

Estos son algunos de los factores que provocan la pérdida de brillo de la plata:

El tipo de agua: Dependiendo del tipo de agua que haya en nuestra zona, la plata se oscurecerá antes. 

El pH de cada uno: Cada persona tiene un pH distinto, que puede ser más o menos ácido. Por ese motivo, algunas joyas se ponen negras con más facilidad dependiendo de quién lo use. 

Por usar perfumes y determinados tipos de colonias.

Alteración de nuestro PH: Si de repente nos damos cuenta de que nuestros pendientes, collares o pulsares de plata se empiezan a oscurecer cuando antes no era así, es importante saber que algunos medicamentos pueden llegar a alterar la acidez de nuestro pH natural. 

¿Cómo limpiar la plata?

Según el objeto de plata que deseemos limpiar, necesitaremos un tipo u otro de material.

Para joyas de plata y bisutería: 

Bicarbonato de sodio y agua caliente.

Ese método es muy sencillo. Tan solo habrá que echar agua caliente, la cantidad dependerá del número de joyas que deseemos limpiar, en un recipiente amplio junto con un poco de bicarbonato de sodio. Por cada taza de agua deberemos verter dos de bicarbonato. 

Una vez todos los ingredientes en el bol, dejaremos las joyas a remojo durante al menos 10 minutos. Pasado este tiempo, las sacaremos y las frotaremos con un cepillo de dientes viejo. Será importante que este tenga las cerdas suaves para no dañar nuestras joyas. Tras frotar, las enjuagamos con agua fría para después secarlas bien con un paño. 

Sal y agua caliente

Si no disponemos de bicarbonato de sodio en casa, lo podemos sustituir por sal. Los pasos son los mismos que el truco anterior. 

Pasta de dientes

La pasta de dientes es otra de forma casera de limpiar joyas y bisuterías. Para ello bastará con aplicar el dentífrico directamente sobre la joya, esparcirlo por toda la superficie y dejarlo actuar durante unos minutos, al menos 15. Después de dejarlo reposar, frotamos con un cepillo y secamos con papel de cocina absorbente o un paño. 

Para objetos como relojes, pomos o marcos de plata: 

Vinagre blanco y bicarbonato

Echamos una cucharada generosa de bicarbonato de sodio en un recipiente amplio. Vertemos el vinagre con cuidado, echando la cantidad necesaria para que se forme una pasta espesa. Empapamos un trapo limpio con esta pasta y frotamos bien los objetos de plata. Dejamos que actúe durante unos pocos minutos y luego los limpiamos con otro trapo con un poco de agua. 

Lavavajillas y agua caliente

Otra manera fácil y sencilla de limpiar nuestro objetos de plata es con lavavajillas y agua caliente. 

Echamos agua caliente en un bol junto con un poco de lavavajillas. Mojamos un paño en esta mezcla y limpiamos la plata, frotando y procurando llegar a todos los rincones. Al terminar será importante aclararlos con la ayuda de otro trapo limpio y un poco de agua, intentando retirar cualquier resto de lavavajillas. 

¿Cómo evitar que la plata se ponga negra?

Aunque este es un proceso totalmente natural, es posible evitar, en la medida de lo posible, que ocurra. Para ello será necesario seguir una serie de pasos para mantener por más tiempo su brillo original: 

No dormir con las joyas puestas: El ph de nuestra piel puede llegar a oscurecer más rápidamente nuestra plata. Por ese motivo, cuanto menor tiempo esté en contacto con ella, será mucho mejor. 

Ponérnoslas después de aplicarnos el maquillaje o perfume: Los maquillajes, geles o perfumes acaban estropeando el brillo de la plata. Lo más aconsejable es ponérnosla justo antes de salir de casa, no antes de arreglarnos. De este modo evitaremos que entre en contacto directo con estos materiales. 

Guardarlo en un lugar adecuado: Si guardamos nuestra plata en joyeros o sitios específicos, evitaremos que se oscurezca antes. 

Limpiar las joyas después de usarlas: Otro truco para que no se estropee antes de tiempo es, tras haberlas utilizado, limpiarlas con algunos de los trucos antes mencionados. Estos cuidados harán que su brillo se conserve durante más tiempo. 

Resumen:

No se ha encontrado ningún schema.

Deja un comentario

Ir arriba